El mundo festeja los dos años del papado de Francisco

Petardos, aplausos, cánticos, gritos de alegría, bandoneones y algunos disparos de armas de fuego toman protagonismo en las calles de todo el mundo en el día de hoy. Y no se puede esperar menos: un día 13 de marzo, pero del año 2013, el hasta entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio, se convertía en Francisco.

Los católicos recordamos ese día como uno de los más alegres que hemos vivido, y en el caso de los latinoamericanos, como el mejor de nuestras vidas.

Fue el primer papa en elegir el nombre Francisco además de ser el primer jesuita elegido papa. Él es un hombre muy humilde: no le gusta el oro, prefiere estar rodeado de gente, viaja en transporte público común y, como si esto fuera poco, es un papa de edad avanzada que —como él mismo lo diría— labura como un pibe a pesar de contar con un solo pulmón. Es tan humilde que prescinde de cosas a las que nadie renunciaría, como lo es un pulmón.

Desde el principio supimos que sería un hombre especial, y de gestos nobles. Y no nos equivocamos. Es tal la bondad y generosidad de este Papa que en el día de hoy, en vez de festejar de manera frenética y desinteresada, dedicará gran parte del día a la confesión de fieles.

«Vení y pegate una confesada»

Todas las puertas del Vaticano tienen un curioso cartel que dice «Vení y pegate una confesada con el Papa». El cartel puede parecer escrito en tono de broma, pero lo único que hace es comunicar algo que es verdad.

Cualquiera podría pensar que el Papa festejará su vida con música de órgano y grandes bailes, concursos de lectura veloz de la Biblia y una carrera de papamóviles tuneados. Quien piensa eso, no conoce al Papa y no sabe cuán abnegado es.

Porque su misión en la vida es luchar por el bienestar del prójimo y llevar la palabra de Dios a todos lados, Francisco dedicará una buena cantidad de horas de este día a la confesión de fieles. Los escuchará con atención y ordenará qué deben rezar y durante cuánto tiempo en penitencia.

Si el feligrés abre su corazón, recibirá perdón de Dios; pero si abre su billetera, podrá recibir una rebaja en la cantidad de padrenuestros y avemarías. Según el Papa, por 150 € podría olvidarse de un avemaría, o de dos por 270 €, si los pecados no son muy graves. Los padrenuestros tienen otro precio: 300 € cada uno.

Gran parte de lo recaudado será enviado a organizaciones solidarias para que compren nuevos alimentos y ropas. La parte sobrante será usada para mantenimiento del papamóvil, que necesita entre otras cosas: nuevos neumáticos, combustible, aceite para el cárter, filtros de aire, tapizados nuevos, parabrisas nuevo, pintura, largas horas de trabajos en el chapista, y una buena limpieza del interior.

Hay un pequeño problema

El Papa está dispuesto a pasar horas confesando a los fieles, y promete no dormirse. Sólo atenderá a aquellos que hablen un perfecto español, sea nativo o adquirido, y es requisito indispensable incluir un vocablo del lunfardo cada veinte palabras.

Las autoridades vaticanas informaron que hay un pequeño problema con el confesionaro: desde hace un tiempo, está incompleto y roto.

El antiquísimo confesionario sufrió severos daños cuando el año pasado un señor campesino visitó el Vaticano para pedirle al papa que le bendiciera un panal de abejas. Los guardias suizos lo vieron como un sospechoso y por la fuerza hicieron toda clase de intentos para adueñarse de esa extraña bosa negra, ignorando lo que sucedería en caso de ser abierta.

Pero este buen hombre no quería entregar el panal, y reaccionó de la peor manera: intentó salir corriendo. Ante tal escena, uno de los guardias gritó “¡Deténganlo! ¡Debe estar armado!”, y tres de ellos comenzaron a perseguir al campesino, con sus alabardas preparadas para el inminente ataque.

Con muy mala suerte, el dueño del panal corrió unos pocos metros intento comprender qué delito había cometido, cuando chocó contra una estatua. Fue entonces el momento en que se acercaron los guardias, y rompieron la bolsa con sus filosas armas.

La nube de abejas apareció a los pocos segundos. Un joven monaguillo que obserbava el extraño suceso, no perdió tiempo y fue hasta el confesionario, lugar del que sacó una cortina que luego encendió con un cirio.

La nube de abejas se convirtió en una nube de humo, y los pequeños animalitos de Dios abandonaron el lugar. En menos de dos minutos, apareció Franciso preguntando quiénes eran los que hacían tanto batifondo. Al ver el panel, sonrió, olvidó su pregunta y lo llevó para adornar una pared de la Casa de Santa Marta.

Esta es la primera parte de la historia. La segunda comenzó en la mañana de un cumpleaños papal. Varios cardenales y monaguillos querían hacer un asado a la Argentina para homenajear a Francisco, pero enseguida notaron que no tenían leña ni carbón, y que tardarían mucho en conseguir estos elementos. Ante tal situación desesperada, se vieron obligados a usar parte de la madera del viejo confesionario.

Un día para festejar con alegría

Los católicos estamos viviendo una fecha especial, y no podemos olvidar la importancia que tiene para nosotros. Hoy debemos festejar con azotes, jarras de vino de misa, rezos de rodillas, y lectura de la Biblia en voz alta.

En mi barrio, además de organizar los festejos, intentaremos convertir a algunos vecinos ateos, tal como lo pide nuestro Sumo Pontífice. El padre Tomás T. Hurbado llevará una palangana llena de agua bendita para lavarle la cabeza a aquel ateo que nos insulte o se niegue a ser disparado con nuestras pistolas de agua bendita.

¡¡GRACIAS DIOS POR ESTE REGALO!! ¡¡TENEMOS PAPA LATINOAMERICANO, HABLAMOS EL MISMO IDIOMA Y REZAMOS LAS MISMAS ORACIONES!! ¡¡ES UNO DE LOS MEJORES PAPAS DE LA HISTORIA Y EL MEJOR HOMBRE DEL MUNDO!! ¡¡FUERA DE AQUÍ, SATANÁS, VADE RETRO, VETE A TU CUEVA CALIENTE!! ¡¡HOY ESTAMOS FESTEJANDO Y ESTAMOS ARMADOS CON FE Y AGUA BENDITA!!

Anuncios

Deja un comentario católico

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s