Mensajes de Francisco en el día de San Valentín

Francisco reunió —ayuda del Todopoderoso mediante— a más de 25000 novios en la Plaza de San Pedro el pasado viernes, día de San Valentín.

«Esta multitud —dijo francisco desde el balcón al mismo tiempo que movía su mano en el aire como quien expresa un deseo de acariciar a toda la gente— es la prueba más grande del verdadero amor al prójimo que promueve Nuestro Señor y la Iglesia».

Fueron momentos verdaderamente emocionantes. Miles de novios con lágrimas en los ojos escuchaban atentamente cada palabra que la sabia boca del Sumo Pontífice dejaba salir. Nadie pensaba en otra cosa que el discurso papal. Innumerables pares de ojos miraban hacia una misma dirección. Había personas de otros países que no entendían ni una sola palabra, pero miraban con atención, asentían con la cabeza y sostenían rosarios y estampitas. Un perro que por allí pasaba, quizá perdido, quizá callejero, cerró la boca e irguió las orejas.

Repetidas veces enfatizó en la importancia del amor, el matrimonio y la familia para hacer de este un mundo mejor. Felicitó a las parejas de muchos años de matrimonio y no se olvidó de las nuevas generaciones.

Alentó a los jóvenes a no dejarse influenciar por las modernas ideas del ateísmo: «No tengan miedo a casarse, unidos serán felices. Una familia es lo que cada ser humano necesita». Minutos más tarde, dio un consejo para los que ya han planeado la boda: «Cásense y después, para no tener que bancarse a la suegra, váyanse bien lejos, donde el diablo perdió el poncho si es necesario».

Dijo que la felicidad de la pareja se refuerza si en la noche de bodas «se mandan una buena festichola y dejan arafue a los familiares más molestos y malhumorados que siempre andan con cara de toor».

Pasó cuarenta minutos hablando, hasta que se retiró rápida y sorpresivamente. Parecía el fin del discurso. Todos se sorprendieron cuando el Papa regresó y se puso frente a los micrófonos nuevamente; pero fue para despedirse y dejar un mensaje breve. Quería avisar que terminaba el discurso pero no la celebración, y que si lo esperaban, iba a subirse a su Jeep para repartir unas tarjetas con frases relacionadas con este día tan especial. Y así lo hizo.

Una vez más, el Papa demostró que es un hombre de palabra. No habían pasado cinco minutos cuando apareció entre sus fieles, a bordo de su vehículo blanco como su blanco atuendo papal. Sacó un bolsa llena de tarjetas, y comenzó a repartirlas.

Era tal la cantidad de gente que no pensaba abandonar la plaza hasta que no tuviera una que fue necesario que solicitara la ayuda de varios cardenales y obispos.

Había tarjetas para varones y mujeres. Hermanos que estuvieron en la plaza durante la celebración papal me envían los mensajes de algunas de ellas. Dicen que fue el mismísimo Papa quien los escribió.

Para los varones

  • Esta noche agarrala y abrila. Poné tus manos sobre ella hasta que se caliente. Dormí a su lado. No te olvides: siempre tenés que hacerlo con tu novia. Leer la Biblia durante horas es una actividad muy católica que fortalece a la pareja.
  • No importa si es tu novia, la madre de un amigo o la secretaria. Todas necesitan hacerlo, y vos les podés dar eso que tenés. Invitalas a tu casa y lean la Biblia.
  • Si sos un joven estudiante y trabajador, el tiempo no te va a sobrar. Tu noviazgo se puede romper fácilmente. Para mantenerte unido a tu novia, tomá muy en serio este consejo: háganlo todos los días en cuatro. Es lo recomendable para fortalecer el vínculo de pareja. Sólo cuatro minutos por día de lectura de la Biblia puede ayudar mucho.

Para las mujeres

  • Si tu novio te lo pide, lo vas a tener que entregar. El Sagrado Texto es algo que todo buen católico debe compartir.
  • A tu novio y a su hermano, no les niegues ni las manos. Hacelo hasta el amanecer. Rezá con ellos toda la noche.
  • No dejes que te lo rompan. Eso no se regala ni se presta. El rosario es sagrado y debe estar siempre en tus manos.

Si es cierto lo que dicen y fue el Papa quien escribió estas frases, no tengo dudas de que recibido inspiración divina.

Ojalá estas palabras sirvan para que las jóvenes parejas de fieles lectores de este humilde blog reflexionen y se fortalezcan en la fe de Cristo.

Anuncios

2 comentarios en “Mensajes de Francisco en el día de San Valentín

  1. El curita de mi parroquia anda repartiendo tarjetas tambien , y dice; ” Si lo queres conocer a marcelo, agachate y recibiras la ostia con mucha alegria del padre marcelo …” , otra: ” ¿lo conocés a raúl?, el que rezó en el baúl…” y asi.

    1. Hablé con ese cura durante el fin de semana. Le había sobrado una tarjeta. Decía “Vení a rezar con el padre José, el que te regaló un rosario y se fue”.

Deja un comentario católico

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s