Un día de bromas inocentes

Ayer hice algo que en 5 años de blogging católico jamás había hecho: celebré el Día de los Santos Inocentes en mi blog. Dije, para hacer creíble la broma, que me retiraba, entre otras razones, porque había poco interés por parte de los lectores y muchos insultos.

Todo lo que escribí, como podrán comprender, es mentira. Hablé de los lectores como si fueran personas que me negaran sus comentarios y enlaces en las redes sociales. ¡Mentira! Mis lectores siempre leen, dejan comentarios y comparten mis artículos.

Algo muy divertido que dije es que no comprendían mis palabras y que me dejaban sólo insultos. ¡Más mentiras! Mis lectores son muy inteligentes (la mayoría de ellos) y dejan comentarios que parecen escritos por algún Nobel de literatura.

Pero lo más divertido, y seguramente lo que más risas habrá regalado a los ateos, es que dije que ya no tenía la misma fuerza que tenía al momento de crear este blog. ¡Todo mentiras! Cada día tengo más fuerzas y no puedo dejar de escribir.

Ustedes pensarán, quizá, que quería burlarme de mis lectores y divertirme. Si piensan eso, están equivocados: el propósito de ese artículo del día de ayer es tener una razón contar la historia de los Santos Inocentes.

Cada 28 de diciembre, muchos medios de comunicación publican noticias inventadas con tono humorístico a modo de broma inocente. También muchas personas hacen sus bromas a amigos y familiares tanto en internet como en la vida real.

Mis lectores sólo conocen la broma inocente que hice en este blog, pero también tuve tiempo para hacer otra que ignoran: llamé a un amigo que estaba llegando a otra ciudad del país y le pregunté cuál había sido la causa del incendio de su casa, no olvidé mencionar la dificultad que tendría para identificar los cadáveres de sus hijos, por la ferocidad del fuego. Después de escucharlo durante quince minutos en los cuales hizo mil preguntas entre lágrimas, le confesé que era una broma. Esto es humor sano e inocente.

Bien, no quiero que olviden el motivo principal de este post: contar la historia de este día. Pero como es algo muy importante, evitaré poner mis palabras, y copiaré las palabras del Evangelio de Mateo (Mateo, Capítulo 2).

Por favor, lean, hermanos:

La visita de los magos

2:1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,
2:2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.
2:3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.
2:4 Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.
2:5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
2:6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá,
No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;
Porque de ti saldrá un guiador,
Que apacentará a mi pueblo Israel.
2:7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella;
2:8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.
2:9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.
2:10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.
2:11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.
2:12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Matanza de los niños

2:13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.
2:14 Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto,
2:15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.
2:16 Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos.
2:17 Entonces se cumplió lo que fue dicho por el profeta Jeremías, cuando dijo:
2:18 Voz fue oída en Ramá,
Grande lamentación, lloro y gemido;
Raquel que llora a sus hijos,
Y no quiso ser consolada, porque perecieron
.
2:19 Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto,
2:20 diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño.
2:21 Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel.
2:22 Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea,
2:23 y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado Nazareno.

La celebración de este día, no lo olviden, está relacionada con la inocencia porque muchos inocentes perdieron la vida. Y esto continúa hasta el día de hoy.

Los lectores más avezados entenderán que estoy hablando del aborto. Por año, millones de inocentes son heridos hasta morir en el vientre de sus madres. Sólo en el país del Papa, según las estadísticas, más de 500.000 mujeres abortan cada año.

Esto es algo terrible y muy doloroso. Cada broma que hacemos este día debe ser hecha desde el respeto y, si es posible, que sean bromas que contengan algún mensaje para concienciar acerca de la vida.

  • Haz la broma del incendio.
  • Visita la casa de algún familiar y cambia la hora de los relojes.
  • Si algún vecino o amigo tiene un perro que recientemente se escapó de su casa, acércate a él y confiésale que lo has pisado con tu coche.
  • Frente a tu víctima, abre un diario, finge sorpresa y lee en voz alta una noticia inventada que informe sobre un múltiple homicidio y que dé el nombre de tu amigo o de su padre como nombre del principal sospechoso.
  • Reúne a tus amigos y pregúntales qué idioma les parece menos difícil para un hablante nativo de español: finés, ruso, polaco, lituano o ucraniano. Inventa muchos problemas acerca de tu trabajo y cuéntales que irás a trabajar a alguno de esos países porque allí pagan mejor.
  • ¿Tienes un amigo con hijos adolescentes? ¡Es lo mejor para este día! Puedes decirle que su inexperto hijo robó su coche y chocó, o que se lo prestó a unos amigos que fueron capturados con drogas de las más duras y que ahora están todos tras las duras rejas de una prisión.

Si quieres, puedes dejar un comentario para contar cuánto lloraste en este día, y cuáles son tus bromas favoritas.

Con respeto e inocencia, por favor.

Anuncios

4 comentarios en “Un día de bromas inocentes

  1. La mejor broma es decir en voz alta dentro de la iglesia que dios ha muerto, y que lo mató un loquito germano, allá por 1890.

    1. Jajaja, ese ateo loco es muy divertido. Los católicos se reirán mucho.

  2. La mejor broma hermano es decir que han aparecido pruebas que demuestran que el padrecito Marcial Maciel, era culpable de pederastia!…eso si que es un chiste!

Deja un comentario católico

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s