¡Feliz LXXVII cumpleaños, Francisco!

¡Qué alegría, hermanos! ¡Hoy Francisco festeja su primer cumpleaños como Papa! ¡Es un día de alegría, rezos veloces, lectura de biblias y azotes de madrugada!

El papa Francisco (Cardenal Bergoglio hasta principios de este año) está cumpliendo 77 años y está muy alegre. Dios le ha dado salud, felicidad, muchas biblias y un mundo entero que mira hacia el Vaticano para admirar su figura.

Como día especial que es este, ofreceré a mis lectores un completo artículo con los más relevantes sucesos vaticanos. Hay una fiesta muy importante en la Santa Sede, y quiero que todo el mundo se entere.

El Vaticano se viste de fiesta

Durante esta última semana, el Vaticano estuvo viviendo horas de trabajo muy ajetreado. El Papa está celebrando un momento único e irrepetible de su vida: su primer cumpleaños como Sumo Pontífice. Y es una ocasión que merece una fiesta especial.

Fue el mismo Papa quien dio muchos detalles acerca de los preparativos de estos festejos: «Vamos a hacer una flor de fiesta. Estuvimos comprando jamón, salame, queso y papitas. También compramos grandes cantidades de bonetes, asustasuegras, pitos y matracas».

Pero la alegría y los festejos comenzaron hace días. Y con mucho entusiasmo, el Santo Padre vuelve a hablar: «El jueves pasado me levanté para ir al ñoba a las 4 de la mañana y me fui a una habitación donde duermen algunos guardias suizos que trabajan de día. Antes de entrar a la habitacion, abrí una caja de pitos y me llevé 2 ó 3; acto seguido, me dirigí sigilosamente a las camas de los guardias y empecé a soplar ahí adentro, sin prender la luz. Pobres, no entendían nada lo que pasaba. Hubo uno que se cayó de la cama; otro destrozó el despertador a golpes; un tercero salió corriendo desnudo y se llevó por delante a una monja que llevaba una palangana con agua bendita para lavarse los pies. Además de mojarse todo con agua caliente, casi se rompe los cuernos contra la baranda de una escalera. Qué desgracia. Esa noche me costó conciliar el sueño por la culpa, debo aceptar que se me fue la mano, pero segundos después de acostarme, recé un rosario con sinceridad y a los cinco minutos estaba roncando como una locomotora».

«Lo de los bonetes estuvo más gracioso todavía. Las cajas traían bonetes de muchas medidas. Había uno que era muy grande, y se lo pusimos a un cardenal que tiene cabeza muy chica. Parecía uno del Klu Klux Klan», cuenta entre carcajadas. Se seca las lágrimas y continúa: «Después agarramos a un cardenal medio enano, y le pusimos otro de los bonetes grandes. Le dijimos que tenía que bailar con eso puesto para demostrar alegría por el cumpleaños papal, y también para ensayar algún paso de baile nuevo. No sé qué quiso hacer pero era proverbial que no veía un corno: dio dos pasos y le pegó una patada muy fuerte a una mesa cuyas patas son de oro, y se rompió el dedo chiquito del pie. Para colmo, enseguida de darse el golpe, se cayó y dio la pera contra el borde de la mesa. Tiene un par de dientes medio flojos y un dedo roto. Pobre. Pero lo peor es que el bonete se quedó trabado, y el obispo Federico Tette le tuvo que dar varios sillazos en el mate para sacárselo».
No se olvida del pequeño cardenal y cuenta un detalle íntimo: «Ahora le decimos “Velador” y cada tanto le pregunto: “Che, Velador: ¿Querés que te firme el yeso?”». Lo tiene lleno de firmas, la pata de este muchacho parece un tren vandalizado por graffiteros.

Aclara que «el morfi es muy importante» y que «se estuvieron abasteciendo bien». «Tenemos todo para la picada. Nos organizamos muy bien: las hermanas van a hacer pizza; hay cardenales cortando papas desde ayer para hacer papas fritas; los sanguchitos de miga no pueden faltar, pero sólo de jamón y queso porque los otros son una porquería; Benedicto XVI se ofreció para bendecir las 77 velitas de mi torta, y así lo hizo. Falta la torta, pero ya la están haciendo y la van a traer en varias partes, después la van a armar acá. Si pueden, claro, porque acá hay muchos ansiosos que la van a atacar de manera descontrolada apenas la vean».

Será un día especial. La llegada de la noche no detendrá los ánimos festivos de una jornada que comenzará con música desde temprano. Y nuevamente invito a mis lectores a escuchar las palabras de este santo hombre: «A la noche tenemos pensado armar un bailongo de aquellos. Es requisito fundamental traer una Biblia bajo el brazo. Pero hay que bailar poco, porque leer una Biblia con olor a chivo es un asco. A veces los cardenales se ponen a bailar alegremente y después de unas horas deciden leer el Sagrado Texto entre muchos al mismo tiempo. Estar en presencia de esos hombres estudiosos y lectores es como tomarse el Roca con demoras en Plaza Constitución un día de diciembre».

En el final, todo el mundo recibirá la orden de dejar de bailar y quitarse las coloridas pelucas plásticas. Pero antes, para que todos se vayan contentos a sus camas, habrá piñata. Federico Tette será la persona que se acercará a la piñata con el báculo papal para romperla. Entre sonrisas y cantos de alegría, cada uno tomará algo de la lluvia de caramelos, llaveros con la foto de Francisco, pequeños crucifijos y papeles con oraciones.

Hay que soplar

Los turistas que visitaron el vaticano en esta última semana, tuvieron la oportunidad de festejar el cumplepapaaños de una manera singular: cerca de las puertas principales, fueron colocadas unas máquinas improvisadas con rojas cabinas telefónicas británicas en desuso. En vez de teléfono, estas cabinas tenían una especie de vela eléctrica que iluminaba el interior de las mismas. La leyenda escrita encima de la puerta rezaba «Pase y arrodíllese para soplar la vela del Santo Padre». Los feligreses que entraron fueron filmados soplando y pidiendo un deseo para Franciso.

¿Qué hacer en este día?

Festejar el cumpleaños papal en otro lugar que no sea Roma es posible. Lamentablemente, no es igual, pero no es imposible. Si deseas festejar estos 77 años de vida dedicados a Dios, primero reza. Después, puedes ir a la iglesia más cercana de rodillas para encontrarte con otros fieles. No olvides llevar tu rosario y comprar vino. Si deseas, puedes armar tu propia piñata y romperla de un crucifijazo.

Esto es todo. Ojalá Dios le dé muchos años más al Santo Padre. Él los merece, así como también merece nuestros rezos y donaciones.

¡¡VIVA EL PAPA!! ¡¡QUE VIVA HASTA LOS 110 AÑOS!! ¡¡DALE SALUD DIOS, DALE MUCHA SALUD!! ¡¡ÉL ES EL MEJOR HOMBRE DEL MUNDO Y UNO DE LOS MEJORES REGALOS QUE NOS HICISTE, SEÑOR!!

Anuncios

3 comentarios en “¡Feliz LXXVII cumpleaños, Francisco!

  1. Que alegría hermano!
    He vuelto de mi retiro espiritual con una damajuana de vino de misa (que me regalaron las carmelitas) para festejar este día tan especial.
    Dios lo guarde a nuestro pancho y le de muchos más años católicos!!!

    1. ¡¡QUÉ ALEGRÍA ME DA VERTE NUEVAMENTE EN ESTE LUGAR!! Hermana, un blogger extraña a sus comentaristas más activos cuando estos se van. Y uno que desconoce las razones de esa ausencia, a veces piensa lo peor.

      Hoy es un día de festejo. Comparte esa damajuana con tu familia y no olvides rezar el rosario.

  2. Gracias por su comentario Hermano, Por un momento me sentí como “el hijo pródigo”.

    No dejare su blog católicamente aprobado el cual ha ayudado muchísimo a fortalecer mi fe.

    Ahora sí a festejar el cumpleaños de nuestro papa!
    Ya reparti los rosarios y las Biblias junto con las estampitas de Francisco en el barrio.
    Haremos un pasacalles en su honor mientras tomamos vino de misa y leemos el credo en voz alta.

Deja un comentario católico

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s