Dios no perdonará a Uruguay

En Uruguay muchos se están armando. Y no estoy usando el verbo armar en su acepción relacionada con los conflictos bélicos, aunque esté hablando de una guerra contra Dios, la moral y la Santa Iglesia Católica. Amarga como el mate es la noticia que debo darles, hermanos lectores: Uruguay ha legalizado la marihuana y sus ciudadanos ya están armando muchos porros en las calles.

Al recibir esta primicia sentí como si estuviera recibiendo la noticia de la destrucción de un país con buena gente. Y no se engañen, hermanos, Uruguay ha firmado su propio certificado de defunción. La legalización de la marihuana pone a Uruguay en un serio riesgo.

Los católicos no dudamos que esto es lo peor que ha hecho el gobierno uruguayo en este siglo. Aprobar la ley de marihuana libre es aprobar el pecado, la perversidad y la inmoralidad como forma de vida. Casi como abolir la religión católica.

Legalizar esta planta del infierno es, literalmente, como jugar con fuego. Con fuego del infierno, con ríos de lava ardiente y sofocante.

Ayer, en las últimas horas del día recibí muchos correos. Uno de ellos fue enviado por el presidente de la Luchadora Organización Contra Ateos y Sodomitas (LOCAS), quien escribió alguna de las cosas que puede llegar a sufrir una nación que acaba de legalizar la planta del diablo.

Invito a mis lectores a leer un resumen que he elaborado para informar con la verdad que los medios de comunicación siempre censuran.

Cosas que sucederán en Uruguay:

Aumento del calentamiento global. Además de calentarse con el fuego de los encendedores y el humo tibio de los cigarros, consumir marihuana implica cometer un pecado, y los pecadores van al infierno. Cuando el infierno recibe muchos pecadores, debe aumentar la cantidad de llamas para calentar nuevas almas. La Tierra es plana y el infierno está debajo de ésta, y por tal razón, nuestro mundo sufre las consecuencias del cambio climático del infierno. Esto está católicamente comprobado.

Muertes, masacres, guerras civiles, asesinatos masivos y abortos. La droga provoca locura. Quienes consumen marihuana no pueden controlar sus actos; una vez que ingresa la sustancia tóxica del THC a sus cerebros, los consumidores quedan librados al arbitrio del diablo. Es muy peligroso vivir en un país donde esto se apoya desde el gobierno.
Los uruguayos deberán prepararse para pelear entre hermanos. Los robos serán tan comunes como las hojas de los árboles; miles de coches colisionarán al mismo tiempo porque la bruma canábica reducirá la visibilidad de las calles; habrá más de cien mujeres abortando cada día por haber concebido un hijo cuando estaba drogada; los que aman el orden y la justicia tomarán las armas para acabar con tanto descontrol; otros tomarán las armas para robar dinero con el fin de comprar nuevas dosis de droga.

Nuevas formas de perversidad, sexo desenfrenado y vida de placeres sucios. Las calles uruguayas, siempre tan tranquilas, serán ahora espacios dedicados a la realización de aquelarres nocturnos. El sexo y la masturbación serán practicados en plazas y avenidas; ya nadie podrá caminar sin miedo a resbalar y romperse un hueso.
Algunos países esperan al Papa; mientras, los uruguayos esperan la visita de bandas satánicas y la presencia del mismísimo diablo por sus calles.

Un futuro con un solo trabajo. La droga obnubila, capa la capacidad de raciocinio y convierte a un hombre inteligente en un estúpido que es incapaz de memorizar una nueva tabla de multiplicar. Nadie estudiará en Uruguay, y los terrenos de escuelas y fábricas se convertirán en un enorme sembradío de maría. Todos los ateos de Latinoamérica irán a Uruguay y dirán que este país es “la Holanda de América”.

En pocas palabras, lo bueno que conocíamos de Uruguay, se hará humo.

Hoy es un día triste para toda Latinoamérica, pero no debemos perder la fe. Si rezamos y gritamos insultos al diablo, Dios nos dará fuerzas para luchar.
Y en este mismo momento invito a todos mis fieles seguidores a tomar sus megáfonos para gritar…

¡¡FUERA DE URUGUAY, SATANÁS!! ¡¡LOS CATÓLICOS ESTAMOS EN CONTRA DE LA DESTRUCCIÓN DE PAÍSES!! ¡¡PUEDES IRTE CON TUS PLANTAS AL MISMÍSIMO INFIERNO!! ¡¡BESTIA CALIENTE COMO LAS LLAMAS DE UN PORRO, LÁRGATE DE AQUÍ!! ¡¡SACA TUS SUCIOS CUERNOS DE NUESTRA CATÓLICA LATINOAMÉRICA!! ¡¡VIVA EL PAPA, VIVA LA IGLESIA, VIVA DIOS Y QUE MUERAN TUS PLANTAS!!

Anuncios

8 comentarios en “Dios no perdonará a Uruguay

  1. Nosotros los católicos vamos a empezar a salir a la calle en grupos de 20 santos para sustraer el dinero a los jovenes de pelo largo y ropas no católicas para que no lo gasten en droga, los interrogaremos con los mejores metodos de la santa inquisicion y asi salvaremos sus almas. Somos la Asociacion Argentina Antidroga (AAA)

  2. ¡Esto es horrible! Creo que tengo que ir a Uruguay a hacer una investigación católica sobre esto.

  3. “Luchadora Organización Contra Ateos y Sodomitas (LOCAS)” jajajaajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa es joda esto??? esta gente religiosa esta mal de la cabeza, dios no existe tontines dejense d bobadas

    1. Atrás ateo camuflado, sabemos que en el final vendrán burladores con sus concupiscencias.

      Hermano salvador, no puede ser posible que en la Católica América Latina y lo peor justo frente al país del Papa aprueben estas estupideces. Cuidado Uruguay no vaya a ser que Dios les castigue con Tsunamis.

  4. Dios me ha hablado, me ha dicho que debo probar el Cannabis para aprender sus efectos diabólicos y predicar en contra de su uso en el nombre de señor todopoderoso. Ya compré cinco libras. Alabado sea el señor por guiarme en su camino y usarme como siervo.

Deja un comentario católico

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s