Cómo ganar un viaje al infierno – XXII

¡INDIGNADO, hermanos, así estoy, MUY INDIGNADO! ¡Qué falta de respeto, qué desvergüenza, cuánto se hace para satisfacer los más bajos deseos carnales del diablo!

Quizá más de uno se pregunte por qué hay tanta indignación en el comienzo de este post, y es que en los días anteriores he visto circular por las redes sociales un video que escandaliza a toda persona que diga de sí misma que es decente y poseedora de una mente sana.

Pido disculpas porque sé que mis lectores no llegan a este espacio católico con la intención de ver imágenes como las que mostraré hoy, pero es importante conocer profundamente las tretas del colarroja y sus sucios procedimientos para llevarnos al camino del pecado sexual.

Para quienes no saben todavía de qué estoy hablando, haré un pequeño resumen de la historia: una presentadora de un canal australiano de noticias ha aparecido vistiendo una provocativa prenda frente a las cámaras. La polémica prenda ofrece a la vista de los espectadores, como si se tratara de algo divertido, un diseño subliminalmente fálico y altamente satánico en su escote.

Miles de familias con niños en sus mesas se han visto expuestas a estas bochornosas escenas que dejaron en estado de estupefacción a más de un padre que no supo cómo explicarles a sus hijos lo que estaba sucediendo.

Se necesita rezar un Padrenuestro antes de ver el siguiente video que contiene las lamentables imágenes antes mencionadas:

Dios, Señor, ¡¿qué ha pasado con el mundo?! ¿Dónde están los valores católicos de antaño, el respeto a la familia y las mujeres decentes?

Hemos perdido muchas cosas. La juventud de ahora tiene gran parte de la culpa, pero no debemos olvidar que las mujeres son las principales responsables de todo esto. Ellas son las que prefieren dejar la casa abandonada para ir a trabajar como si fueran hombres, y también son ellas las que eligen un salón de belleza antes que una tarde de misa o un retiro espiritual.

Además de una difusión a través de las redes sociales, un escote con forma fálica también puede servir para comprar un viaje al infierno.

Publicado en Satanás | 3 comentarios

El mundo festeja los dos años del papado de Francisco

Petardos, aplausos, cánticos, gritos de alegría, bandoneones y algunos disparos de armas de fuego toman protagonismo en las calles de todo el mundo en el día de hoy. Y no se puede esperar menos: un día 13 de marzo, pero del año 2013, el hasta entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio, se convertía en Francisco.

Los católicos recordamos ese día como uno de los más alegres que hemos vivido, y en el caso de los latinoamericanos, como el mejor de nuestras vidas.

Fue el primer papa en elegir el nombre Francisco además de ser el primer jesuita elegido papa. Él es un hombre muy humilde: no le gusta el oro, prefiere estar rodeado de gente, viaja en transporte público común y, como si esto fuera poco, es un papa de edad avanzada que —como él mismo lo diría— labura como un pibe a pesar de contar con un solo pulmón. Es tan humilde que prescinde de cosas a las que nadie renunciaría, como lo es un pulmón.

Desde el principio supimos que sería un hombre especial, y de gestos nobles. Y no nos equivocamos. Es tal la bondad y generosidad de este Papa que en el día de hoy, en vez de festejar de manera frenética y desinteresada, dedicará gran parte del día a la confesión de fieles.

«Vení y pegate una confesada»

Todas las puertas del Vaticano tienen un curioso cartel que dice «Vení y pegate una confesada con el Papa». El cartel puede parecer escrito en tono de broma, pero lo único que hace es comunicar algo que es verdad.

Cualquiera podría pensar que el Papa festejará su vida con música de órgano y grandes bailes, concursos de lectura veloz de la Biblia y una carrera de papamóviles tuneados. Quien piensa eso, no conoce al Papa y no sabe cuán abnegado es.

Porque su misión en la vida es luchar por el bienestar del prójimo y llevar la palabra de Dios a todos lados, Francisco dedicará una buena cantidad de horas de este día a la confesión de fieles. Los escuchará con atención y ordenará qué deben rezar y durante cuánto tiempo en penitencia.

Si el feligrés abre su corazón, recibirá perdón de Dios; pero si abre su billetera, podrá recibir una rebaja en la cantidad de padrenuestros y avemarías. Según el Papa, por 150 € podría olvidarse de un avemaría, o de dos por 270 €, si los pecados no son muy graves. Los padrenuestros tienen otro precio: 300 € cada uno.

Gran parte de lo recaudado será enviado a organizaciones solidarias para que compren nuevos alimentos y ropas. La parte sobrante será usada para mantenimiento del papamóvil, que necesita entre otras cosas: nuevos neumáticos, combustible, aceite para el cárter, filtros de aire, tapizados nuevos, parabrisas nuevo, pintura, largas horas de trabajos en el chapista, y una buena limpieza del interior.

Hay un pequeño problema

El Papa está dispuesto a pasar horas confesando a los fieles, y promete no dormirse. Sólo atenderá a aquellos que hablen un perfecto español, sea nativo o adquirido, y es requisito indispensable incluir un vocablo del lunfardo cada veinte palabras.

Las autoridades vaticanas informaron que hay un pequeño problema con el confesionaro: desde hace un tiempo, está incompleto y roto.

El antiquísimo confesionario sufrió severos daños cuando el año pasado un señor campesino visitó el Vaticano para pedirle al papa que le bendiciera un panal de abejas. Los guardias suizos lo vieron como un sospechoso y por la fuerza hicieron toda clase de intentos para adueñarse de esa extraña bosa negra, ignorando lo que sucedería en caso de ser abierta.

Pero este buen hombre no quería entregar el panal, y reaccionó de la peor manera: intentó salir corriendo. Ante tal escena, uno de los guardias gritó “¡Deténganlo! ¡Debe estar armado!”, y tres de ellos comenzaron a perseguir al campesino, con sus alabardas preparadas para el inminente ataque.

Con muy mala suerte, el dueño del panal corrió unos pocos metros intento comprender qué delito había cometido, cuando chocó contra una estatua. Fue entonces el momento en que se acercaron los guardias, y rompieron la bolsa con sus filosas armas.

La nube de abejas apareció a los pocos segundos. Un joven monaguillo que obserbava el extraño suceso, no perdió tiempo y fue hasta el confesionario, lugar del que sacó una cortina que luego encendió con un cirio.

La nube de abejas se convirtió en una nube de humo, y los pequeños animalitos de Dios abandonaron el lugar. En menos de dos minutos, apareció Franciso preguntando quiénes eran los que hacían tanto batifondo. Al ver el panel, sonrió, olvidó su pregunta y lo llevó para adornar una pared de la Casa de Santa Marta.

Esta es la primera parte de la historia. La segunda comenzó en la mañana de un cumpleaños papal. Varios cardenales y monaguillos querían hacer un asado a la Argentina para homenajear a Francisco, pero enseguida notaron que no tenían leña ni carbón, y que tardarían mucho en conseguir estos elementos. Ante tal situación desesperada, se vieron obligados a usar parte de la madera del viejo confesionario.

Un día para festejar con alegría

Los católicos estamos viviendo una fecha especial, y no podemos olvidar la importancia que tiene para nosotros. Hoy debemos festejar con azotes, jarras de vino de misa, rezos de rodillas, y lectura de la Biblia en voz alta.

En mi barrio, además de organizar los festejos, intentaremos convertir a algunos vecinos ateos, tal como lo pide nuestro Sumo Pontífice. El padre Tomás T. Hurbado llevará una palangana llena de agua bendita para lavarle la cabeza a aquel ateo que nos insulte o se niegue a ser disparado con nuestras pistolas de agua bendita.

¡¡GRACIAS DIOS POR ESTE REGALO!! ¡¡TENEMOS PAPA LATINOAMERICANO, HABLAMOS EL MISMO IDIOMA Y REZAMOS LAS MISMAS ORACIONES!! ¡¡ES UNO DE LOS MEJORES PAPAS DE LA HISTORIA Y EL MEJOR HOMBRE DEL MUNDO!! ¡¡FUERA DE AQUÍ, SATANÁS, VADE RETRO, VETE A TU CUEVA CALIENTE!! ¡¡HOY ESTAMOS FESTEJANDO Y ESTAMOS ARMADOS CON FE Y AGUA BENDITA!!

Publicado en El Papa | Deja un comentario

8 de marzo, día de agradecimiento a las lectoras

En esta fecha tan especial que es el Día Internacional de la Mujer, desde este humilde blog me gustaría difundir un saludo a todas las mujeres que me leen con permisos de sus esposos o de algún otro hombre de la familia, y va dedicado especialmente a aquellas que ya saben cuál es el lugar de la mujer en la sociedad.

Y a las que no, también les envío mis cálidos saludos, pero les recuerdo dónde deberían estar:

Tu regalo

Publicado en Religión | 4 comentarios

Harrison Ford no es bienvenido en el cielo

Dios jamás ha fallado a la hora de dar un mensaje. Él es muy claro: envía señales que son recibidas por todos pero que sólo pueden ser perfectamente decodificadas por aquellos que, con mucha inteligencia y un arduo estudio de la religión y de sus amenazas, encuentran en ellas algo más que simple hechos.

El accidente que ayer sufrió el famoso actor Harrison Ford tiene poco de accidente. No podemos esperar que la prensa internacional, siempre tan sumida en la intensa vorágine informativa, tenga tiempo para calificar estos hechos como corresponde. Gracias a Dios hay espacios especializados como este, que ofrecen información alternativa.

Estoy seguro de que mis lectores, quizá por ignorancia, quizá por curiosidad, tal vez para estudiarlas, han visto algunas películas de la obra del estadounidense Ford. Debo confesar que yo también he visto algunas. Sí, amigos, han adivinado: Indiana Jones.

Nadie puede negar que estas películas son nocivas para la mente de los católicos. Fueron hechas para promover el ateísmo y otras religiones peligrosas.
Los invito a ver algunos detalles que la habilidosa vista de un católico puede ver sin dificultad alguna:

India Jones es en realidad un ladrón. Dios nos prohíbe robar, pero él roba. Jones tiene un látigo, pero en ningún momento de la película lo vemos practicando el arte del azote en la espalda, cosa común entre católicos.

Desde la primera película se puede ver cómo lucha contra los soldados de un hombre que era católico y donaba mucho dinero al Vaticano. En una de las películas, Indiana presencia un ritual en la India. La misma contiene muchas escenas que muestran monos, lo cual admite como única explicación una fuerte apología a la ridícula teoría de la evolución.

Pero lo peor no ha llegado aún. Uno de los tesoros que Indiana está buscando es, (prepárense para recibir la noticia, hermanos) nada más y nada menos, el cáliz de Nuestro Señor Jesucristo, donde Él bebió sus últimas gotas de vino.

Según estas escenas, colmadas de ideas ateas y antirreligiosas, el ladrón de tesoros no sólo cuenta con la suficiente sabiduría para saber elegir entre todos los cálices el correcto, sino que además bebe de él ¡y consigue la vida eterna!

¡MALDITO FARSANTE ESTE INDIANA JONES! Como hemos podido ver, sólo algunas líneas han bastado para descubrir el satanismo presente en esas cintas que la televisión antivaticanista ha difundido por el mundo entero durante décadas.

Pero esto no es todo. En otra película, de los años 90, intitulada «The Fugitive» (El fugitivo), su esposa muere a manos de un sucio criminal, y Harrison comienza una investigación por cuenta propia para dar con el maldito asesino, algo que debe hacer como fugitivo, ya que él mismo ha sido injustamente acusado de ser autor del crimen. Un agente del FBI lo persigue por el interior de una alcantarilla gigante, y la escena llega a su fin con ambos en el extremo por el cual sus aguas caen desechadas.

Cualquiera podría pensar que la Glock de Samuel Gerard (Tomy Lee Jones) es una buena razón para no intentar nada y entregarse, pero Ford prefiere dejarse caer al dique, lo cual es algo demasiado arriesgado. ¿Por qué lo hizo? En vez de entregarse pacíficamente, él prefiere caer como si estuviéra arrojándose al infierno para abrazar a Satanás.

¿No parecen creíbles mis palabras? La imagen lo muestra y no se puede negar:

Harrison Ford cae al dique

Además de una clara invitación a arrojarse de cabeza al infierno sin pensarlo demasiado, esta lamentable película nos muestra de manera casi pornográfica el mundo de las prótesis, un mundo de pecado que controlan aquellos que juegan a ser Dios fabricando cosas que Él, por una razón que no debemos cuestionar, le quitó a algunas personas.

Durante las últimas veinticuatro horas, las redes sociales se han llenado de preguntas. Una de ellas es cómo un experimentado piloto que cuenta con millones para reparar sus aeronaves puede sufrir algo así. La respuesta es simple: si te burlas del Señor y promueves las ideas más alejadas de la religión y luego intentas elevarte hacia los cielos, no esperes que Dios te dé la bienvenida.

Es un mensaje muy claro que sólo los católicos pudimos ver.

No debemos lamentar este hecho así como tampoco desear la muerte del señor Ford. Sólo debemos esperar que este fuerte golpe le recuerde que Dios no olvida, y que todos pagamos por lo que hacemos, sin importar cuán grande sea nuestra cuenta bancaria.
Quizá lo veamos en una próxima película interpretando el papel de un cura que ayuda a los pobres, o quizá interprete el papel de un abogado que defiende a los padrecitos injustamente acusados de pederastia. Sólo Dios sabe lo que hará.

Por el momento, lo único que sabemos con total certeza es:
El Todopoderoso 1 – Harrison Ford 0

Publicado en Dios, Herejes y herejías | 2 comentarios