Viagra y fútbol, una combinación peligrosa y obscena

La crítica al fútbol y las denuncias de la relación que existe entre este deporte y la homosexualidad no son cosas nuevas en este blog.

Estoy seguro de que muchos lectores antiguos recordarán polémicos artículos que recibieron la crítica despiadada de feroces lectores a la hora de recordar a las mujeres de mi familia.

No importa lo que digan estos herejes. El insulto fácil, la expresión de la ira y los gritos son una de las pocas cosas que tienen aquellos que carecen de argumentación y civilización.

En julio de este año, el papaís vio —con estupor, asombro y vergüenza— cómo un club de fútbol, preparado para jugar en un lugar donde la altura no perdona (Bolivia), anunciaba, de manera descarada, lo que suministrarían a sus jugadores para hacerle frente a la situación: viagra.

Sí, leyeron bien: viagra. Jugadores de fútbol, viagra. Lugares a los que concurre el público para ver el deporte, viagra. Transmisiones de TV que miran mujeres y niños, viagra.

Los lectores más inteligentes habrán interpretado la palabra “viagra” como “penes parados”.

El club en cuestión es San Lorenzo de Almagro. Además de anunciar que dotarían a sus jugadores de armas de grueso calibre, aceptaron que en el pasado ya lo habían hecho, y con buenos resultados. Aquí está el artículo periodístico.

A poco más de un año de haberse presentado ante el mundo como el primer país no europeo que le da un papa a la Iglesia, la Argentina tuvo que sufrir un vergonzoso escándalo que viajó a través de sus fronteras. Esta vez, como tantas otras, un país ensució su imagen por culpa de un asqueroso deporte que no respeta a Dios.

¿Cuál será el propósito de este consumo indebido y desmedido de viagra? Ofender a Dios y demostrar que no son santos debe ser el primero. El segundo, y me gustaría que me corrigieran si creen que estoy equivocado, es buscar la facilidad de pecado. Y todos sabemos que obligar al pene a pararse hace que sea más fácil pecar.

¿Necesito continuar enumerando razones por las cuales creo que el fútbol debería ser prohibido? Hay suficientes pruebas de mucho peso para declararlo inmoral e ilegal.

Publicado en Otros | 3 comentarios

La crucifijoterapia, un método de lucha contra la masturbación

Los católicos encontramos en el crucifijo una excelente ayuda para luchar contra enfermedades graves como la adicción a las drogas o la masturbación.

¿Quién no ha sostenido un crucifijo en sus manos mientras al mismo tiempo elevaba plegarias al Cielo para pedir por la salud de un hermano o el hijo de un amigo que tenía plantas de marihuana en su casa?

Todas las personas religiosas conocemos el poder de un buen crucifijo, y lo elegimos a la hora de comenzar a luchar contra el diablo.

Cuando tenemos hijos, nuestros temores de un posible ataque a manos del portador de cuernos se acentúan. Un niño es una persona (aunque a veces lo disimulen de una manera excelente) pero con menos tiempo de vida y por lo tanto con menos experiencia para resistir las embestidas del anteriormente mencionado bicho rojo.

Alguien podrá preguntarse cómo es que el diablo ataca a nuestros pequeños. Por si no lo han notado, los jóvenes están cada vez más perdidos en el mundo de la pornografía, el alcohol, el fanatismo por las locas teorías científicas y el ateísmo extremista, entre otros males que llegaron para quedarse por un largo tiempo.

No nos engañemos, hermanos: tal inclinación hacia actividades tan peligrosas no aparecen en la mente de una persona adulta y ya formada con valores religiosos. Esto comienza en la infancia. Satanás nos ametralla con publicidades de alcohol e imágenes de muchas mujeres que están más cerca de la desnudez que del camino de Dios. ¿Cómo podemos convencer a un adolescente de que es bueno ir a un retiro espiritual al campo, alejado de todos las comodidades de la vida mundana, cuando en su casa tiene un sillón y una TV que le proporciona imágenes de mujeres semidesnudas a toda hora?

Cuando el niño alcanza cierta edad, comienza a notar que existe una actividad extra que puede realizar con su bastón telescópico innato. Y una vez que descubre eso, hermanos míos, déjenme decirles que se hace casi imposible parar con tanto vicio enfermo. No lo digo por experiencia propia, Gracias a Dios todos los hombres de mi familia crecimos sanos y con los dos brazos iguales, pero hay amigos míos que lo sufren en persona. Y prefieren ni mencionar indirectamente el tema, porque se avergüenzan de sus hijos.

Nada de vergüenza, amigos míos, si el responsable es el diablo, no hay por qué avergonzarse. Los católicos sabemos escuchar, entender y solucionar los problemas de nuestros amigos.

Y si no me creen, los invito a ver este gran invento hecho por un grupo de padres católicos de Estados Unidos:

Digamos no a la masturbación

Se trata de la Cruz Antimasturbación, un dispositivo fabricado a base de resistentes telas y polímeros que sujetan al paciente enfermo y lo alejan del pecado con el fin de mantenerlo a salvo de una autoviolación (es la mejor palabra que existe para definir a esa asquerosa práctica).

Gracias al poder de las oraciones y la difusión entre grupos reliosos, su uso está ganando muchos adeptos en Estados Unidos y algunos países de Europa. Los expertos dicen que la crucifijoterapia se complementa muy bien con la ayuda de un cura que pasa tiempo a solas con el niño inmovilizado mientras le lee oraciones, pasajes de la Biblia y cuentos infantiles con moralejas.

Los especialistas están analizando la posibilidad de fabricar una cruz para adolescentes. Además del velcro, la tela tendría agujeros a la altura de las extremidades para introducir clavos con facilidad en casos de adicciones muy severas. Este nuevo modelo incluiría una tonfa, un kubotan y un puño de acero para que el cura sepa cómo defenderse de un posible ataque repentino y violento del diablo. Es uno de los primeros prototipos y puede que la versión final sea diferente o que incluya más elementos persuasivos.

Los problemas no son razones para dejar de actuar o actuar como cobardes, hermanos. Los católicos podemos afrontar cualquier situación difícil y demostrarle al diablo quién es el que está en condiciones de darle una paliza a quién.

Publicado en Antiporno, Satanás | 6 comentarios

Cómo ganar un viaje al infierno – XX

El cardenal Jorge María Mejía tiene 91 años, es argentino y vive en Roma. Es archivista y bibliotecario emérito de la Santa Sede. Hace pocos días su nombre ganó fama internacional por un desafortunado hecho cometido por un par de herejes que no conocen el amor del Señor Todopoderoso.

Más detalles

En los últimos tiempos, el cardenal sufrió algunos problemas de salud. ¿Quién dijo que era fácil tener 91 años? Hasta los mejores católicos sienten el paso del tiempo.

Por esta situación tan delicada, no tuvo oportunidad de manejar su coche, y tampoco pudo hacerle el mantenimiento mecánico necesario para que funcione como tiene que funcionar la máquina de una persona tan importante. Un amigo de él confió en dos mecánicos italianos para que realizaran todas esas tareas que tiñen las manos del color del cielo nocturno. Craso error: estos dos mecánicos tenían intenciones ocultas y poco relacionadas con las leyes y lo que indica la palabra de Dios.

El coche fue entregado en Roma, y los dos mecánicos italianos fueron detenidos en el peaje de Chambery, en Francia, cerca de Italia. Las autoridades encontraron varios kilos de cocaína y marihuana en el vehículo recientemente reparado. Resulta difícil de creer, pero no hay errores en la noticia: los dos detenidos habían usado un coche con placa vaticana para transportar droga de manera ilegal.

¡Qué vergüenza da vivir en un mundo con personas tan amorales! ¡Usar un coche del Vaticano para llevar droga al nuevo país del Papa! ¡Pero Dios, dónde han quedado olvidados los valores de la humanidad!

Esto es más que un simple acto delictivo. Está agravado por abusar de la Iglesia y de Dios. Ellos son mecánicos, es decir, son personas que podrían haber usado cualquier vehículo de alguno de sus clientes. Pero, ¿qué hicieron? Eligieron un coche vaticano porque creían que la portación de Santa Placa los ayudaría a perpetrar sus asquerosos delitos relacionados con algo que destruye millones de cerebros jóvenes.

Ni Dios puede perdonarlo. Luego de haber viajado en busca de drogas, deberán viajar al infierno.

Que disfruten de las largas noches de oscuridad que les deparará la cárcel donde serán bien acogidos.

Publicado en Iglesia | 2 comentarios

Amenazar al Papa es meterse con Dios

¿Qué adjetivo usarían para calificar a una persona que, por problemas personales, amenaza al vecino con envenenar a su perro si no cumple con lo pedido antes de tal fecha? No tengo dudas de que los peores improperios aparecerán en sus mentes.

¿Y si en vez de amenazar con hacerle algo a su perro, amenaza con cortar la piel de su bebé con un cuchillo? Estoy seguro de que estos nuevos improperios serán más fuertes que los anteriores.

Pero, ¿qué pasaría si en vez de una personas, el amenazador fuese un grupo terrorista islámico, y el amenazado, el mismísimo Santo Padre?

Estuve ausente algunas semanas por razones religiosas, pero no quería que mis lectores olvidaran estas amenazas islamistas a la vida de nuestro hombre más importante.

La furia que suscita una noticia así se expresa con algo más que palabras. No es fácil imaginar a un sucio terrorista poniendo sus manos encimas de los blancos ropajes de la persona que Dios mismo eligió para que sea Su representante en la Tierra.

Prefiero no escribir mis pensamientos de este momento porque hay hombres que permiten a sus esposas leer este blog, y no me gustaría que se arrepentieran.

Amenazar al Papa es una de las peores cosas que puede hacer un ser humano. Muchos se preguntarán si esos terroristas sin sentimientos pueden ser llamados humanos. Lo dudo.

Todo lo malo tiene su castigo divino. Y los malos pensamientos también. Pensar en matar al Papa es casi como hacerlo, y eso Dios lo sabe y lo castiga con sus leyes que nadie puede discutir ni evitar su aplicación.

Lo que no saben estos terroristas

Han amenazado al Papa, hermanos. ¿Esto significa que debemos preocuparnos. No. El Papa está protegido por el Señor y no hay nada que puedan hacer los terroristas para dañar a la persona más importante del mundo.

Los papas son personas muy resistentes. Ellos comienzan sus papados a una edad en que la mayoría de las personas comienzan a sentir cansancio y ganas de abandonar el trabajo. Gozan de una buena salud, y jamás falta una sonrisa en sus rostros.

Pero además, y esto es una buena noticia, son muy resistentes a los ataques. Un Papa es una persona a prueba de balas. ¿Creen que exagero? Recuerden el atentado a la vida de Juan Pablo II.

El 13 de mayo de 1981, miles de fieles estaban en la Plaza de San Pedro esperando el ingreso de Su Santidad Juan Pablo II. Él ingresó con un humilde Jeep. Cuando ya estaba en medio de los fieles católicos, un enviado de Satanás (Ali Ağca se llama el pedazo de basura) efectuó cuatro disparos de calibre 9mm Parabellum contra Juan Pablo, que cayó herido y fue atendido por un equipo de cirujanos católicos.

Todos sabemos que este papa murió en 2005.

Lo mismo sucedería en caso de un atentado contra Francisco. Él es un Papa, y por lo tanto, es infalible y a prueba de disparos. Ni una bala calibre .45 con punta hueca sería capaz de detener la energía católica de este maravilloso hombre.

Recemos por él.

Publicado en El Papa | 2 comentarios